¡ENTÉRESE! TODO LO QUE TIENE QUE SABER DEL PUNTO G CURIOSIDADES Y DEMÁS

Pixabay

Siempre que hablamos de sexualidad femenina y orgasmos, debemos referirnos al Punto G y su correcta estimulación para llegar al clímax. Pero… ¿qué tanto sabes de esta zona erógena? ¿Sabes dónde se encuentra?

¡No, el punto G no es ningún mito! Quien lo ha estimulado, sabe el inmenso placer que puede llegar a proporcionar, pero primero hay que saber qué es y cómo buscarlo, ya que, para muchas mujeres, no es tarea fácil encontrarlo. Puedes empezar con su incesante búsqueda con algunas de las posturas del kamasutra que te proponemos o aprender un poquito más de esta zona erógena en este artículo para descubrirlo tú misma con tus propias manos…

Punto G: una zona de placer intenso

Si bien el punto G es más o menos sensible según las mujeres, su potencial erótico tiene que trabajarse. Una vez localizado, y estimulado, el punto G permite acceder a un placer:

  • más intenso,
  • ​más voluptuoso,
  • ​más largo que un orgasmo clitoriano.

​​Al contrario de lo que algunas personas puedan pensar, el punto G y el clítoris no son lo mismo.

​El clítoris es como una bolita que se ubica encima de la entrada de la vagina. El punto G se puede identificar ya dentro de la vagina. Si introduces el dedo, donde hay que palpar una especie de bultito que en su superficie tiene como unos pequeños gránulos. Al estar más profundo, es algo más difícil que encontrar.

Unplash

Para evitarte dolores de cabeza e insatisfacciones, aquí te dejamos todo lo que debes saber del Punto G

CURIOSIDADES DEL PUNTO G

  • Se sitúa en la pared anterior de la vagina, detrás del hueso del pubis. A 4 centímetros de la entrada de la vagina.
  • El término Punto G fue acuñado por el ginecólogo alemán Ernest Gräfenberg, quien también fue el primero en hablar de la eyaculación femenina.
  • La correcta estimulación del Punto G hará que sientas ganas de orinar, además de que la piel de tu vulva se y vagina se inflamará por el aumento en el flujo sanguíneo.
  • Para estimular correctamente esta zona es necesario que tu pareja haga movimientos de vaivén o circulares.
  • Algunos sexólogos recomiendan utilizar la técnica del tamborileo, para la cual es necesario usar la punta de un dedo para dar pequeños y repetidos golpes en tu Punto G. Este movimiento hará que experimentes un placer intenso.
  • El Punto G es vuelve más sensible, si antes se estimula el clítoris.
  • Si quieres ubicar tu Punto G y aprender a estimularlo correctamente, puedes emplear un vibrador curvado. Éste te permitirá trabajar al mismo tiempo en el clítoris. Los resultados te encantarán.
  • Las posturas que te facilitarán la estimulación del punto G serán aquellas en las que tu pareja pueda penetrarte por detrás, o en las que estás sobre él.
  • Si no te quieres ver muy creativa, pueden recurrir al clásico misionero, sólo que tendrás quelevantar tus piernas y poner tus talones sobre los hombros de tu pareja.
  • Es importante que seas paciente y que no dejes el trabajo a medias. Conforme avance la estimulación de tu Punto G sentirás la necesidad de orinar, pero no debes detenerte. El orgasmo está a la vuelta de la esquina. Si te hace sentir más segura, ve al baño antes del encuentro sexual.
  • Contrario a lo que se ha dicho por años, los hombres también tienen un Punto G. Ésta zona erógena no es otra cosa que su glándula prostática. Para hacer que él disfrute al máximo sus encuentros, deberás estimular este punto introduciendo tu dedo en su ano. La llave que lo llevará a disfrutar de orgasmos más intensos está a 7 centímetros de profundidad, aproximadamente, y podrás identificarlo porque se siente como una pequeña nuez.
Pixabay

Bueno por último quisiera añadir que no todas las personas sentimos por igual: además de los componentes educacionales y psicológicos del placer sexual, todos los cuerpos son ligeramente diferentes anatómica y fisiológicamente. En el caso femenino, mientras que algunas pueden llegar al orgasmo mediante la estimulación del punto G, a otras les resulta increíblemente incómodo. Y si esto pasa, tanto en el hombre como en la mujer, no se trata de ninguna disfuncionalidad sexual. Solo hay que encontrar qué nos gusta y nos hace sentir cómodos.

Recuerda que la clave para una vida sexual plena y satisfactoria es tener una buena comunicación con tu pareja. Y en caso de que no te agrade la sensación  de estar estimulando tu punto G dejalo, no es una obligación que te encante, lo que importa y es una obligación, es que sientas ese placer en tus relaciones tal como a ti te gusta no como a las demás.

Así que cuéntanos tus experiencias con este punto ¿te gusta? ¿Alguna vez has llegado al “climax”? ¡LOS ESCUCHAMOS! 

Fuente: Ideas que ayudan, En femenino

Pinea esta imagen en Pinterest!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*